10 consejos para adaptar tu negocio a la nueva normalidad

medidas covid-19

Cuidar la salud pública siempre será un objetivo clave para la comunidad científica hasta que se desarrolle una vacuna contra el COVID-19 y se pueda regresar a nuestras actividades económicas y pasatiempos de antes de la pandemia.

Mientras esto sucede, nos corresponde actuar con disciplina y respetar las medidas de seguridad que nos proponen las autoridades competentes del Sector Salud. Para favorecer un regreso exitoso y seguro a nuestras actividades laborales y reactivar la economía mexicana, debemos actuar con responsabilidad, educación y paciencia.

Algo aprendido durante el confinamiento es que el home office, o teletrabajo, nos permite trabajar desde casa; puede ser un arreglo productivo y eficaz tanto para el empleado que el empleador. Estos 10 consejos pueden reducir el riesgo de infección durante estos meses cruciales de reactivación de ciertos sectores de la economía.

1. Mantener sana distancia

Para evitar la propagación del coronavirus, debemos guardar al menos un metro y medio de distancia de los demás afuera de la casa, mientras sea posible. Tus empleados y colaboradores pueden asistir a la oficina en forma escalonada o bien asistir al personal esencial de tu centro de trabajo.

2. Garantizar un espacio limpio

Debes desinfectar las superficies con más contacto humano (manijas de puertas, teclados de computadora, mesas, herramientas de trabajo, etc.) para la protección de todos tus trabajadores para que cada uno realice sus actividades de manera adecuada y segura.

3.Entrenar a tu personal sobra las formas de propagación del COVID-19

El virus se propaga principalmente a través de gotitas que se producen cuando una persona tose, estornuda o habla y puede terminar en la boca o nariz de la otra personal. Quién se encuentre cerca podría inhalar a estas gotitas, y el virus puede llegar a las vías altas de los pulmones. Por lo tanto, el personal debe seguir protocolos muy estrictos. Es importante lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no dispone de agua, se recomienda usar gel desinfectante de manos que contenga un mínimo de 70% de alcohol, y evitar de tocase la boca, nariz y ojos.

4.Verificar que todo el personal tenga un estado de salud óptimo

Se puede tomar un control de temperatura al ingresar al área de trabajo, con un termómetro a distancia. Es importante preguntar a todos, incluyendo sus clientes, si han presentado síntomas de gripe, dolores o espasmos o alguna otra situación médica. Para los empleados, puedes tener una cultura de transparencia y tener más flexibilidad si se encuentran con síntomas o tienen sospecha de ser infectados. Si un empleado tiene este virus, podría infectar a los demás y a sus clientes, y eso puede tener consecuencias más graves para su empresa que el descanso temporal de un solo empleado.

5. Evitar las grandes reuniones

Si se tiene que anunciar alguna novedad a sus empleados, o se requiere juntarse con los clientes, es mejor unirse en grupos más pequeños y permitir que haya una sana distancia entre todos. Si es necesario tener una junta con todo el equipo, se pueden descargar aplicaciones gratuitas como Zoom o Skype, para que esto se haga de manera virtual. En tu vida personal, es recomendado evitar grupos de personas en lugares cerrados, y evitar lugares concurridos y congregaciones masivas.

6. Uso de cubrebocas

Para reducir aún más la exposición a los virus, se recomienda usar cubrebocas y no hablar directamente hacia las personas con quien interactúas. El uso del cubrebocas permite proteger a las demás personas en caso de que estés infectado. Los cubrebocas de tipo KN95 permiten más amplia protección del usuario, esto permite protegerte a ti en caso de que otra persona esté infectada.

7. Cubrirte la boca si estornudas o toces

Si llegas a estornudar o toser, hazlo con el ángulo interno del codo. Para sonarte la nariz, puedes usar un pañuelo desechable, y después de su uso, colocarlo en una bolsa de plástico, o tirarlo a la basura.

8. Monitorear tu salud

Nadie conoce tu cuerpo con tu mismo. Asegúrate que tu salud se encuentre dentro de la normalidad, y mantente atento a los signos de una posible infección, por ejemplo la tos, dolor de garganta congestión nasal y dificultad en respirar. Si tienes algún problema de salud como alergias respiratorias o asma, trata de identificar los síntomas que se relacionan a tu condición.

9. Mantenerte informado

La situación evoluciona muy rápido, y los medios de comunicación están ahí para actualizarte sobre la situación en México y en tu comunidad. Manteniéndote informado con fuentes de calidad, podrás estar al tanto de las medidas necesarias para resguardar tu salud, la de tus familiares y colegas.

10. Pensar en los demás

Quizás no seas una persona a riesgo por tu edad y estado de salud. No obstante, es menester recordar que hay muchas personas con un estado de salud vulnerable en tu entorno. Las acciones que se tomen hoy mitigarán la propagación del virus en el futuro. Esto puede tener un impacto directo sobre tu empresa, familia y comunidad. Recuerda que estas medidas son de protección para ti como para los que te rodean.

Si tienes otras formas de reducir el riesgo de propagar el virus COVID-19 en empresas, deja un comentario.

Este artículo es propiedad de Grupo Jagus International S.A.S. de C.V., empresa dirigida por el Dr. Armando Gutiérrez Rosas.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados